Hasta Nunca Comandante

En septiembre de 2001 viajé a Cuba por primera vez. Cualquiera que haya visitado la isla, sabrá que esta es una experiencia que no deja indiferente. Nueve años después y pertrechada con la última tecnología digital, aterricé otra vez en La Habana, dispuesta a dar fe de un mundo lleno de luces y sombras, romántico y decadente, en el que la vida diaria es una lucha y una contradicción. De ese viaje nació este libro, que une fotografía y diseño gráfico,